viernes, 28 de junio de 2013

El Crucero Dresden


 

Por las costas de Chile
El crucero SMS "Dresden", de la armada imperial alemana cumplió varias misiones en  la zona del Pacifico: México, China, Las Malvinas, Coronel y Juan Fernández en donde fue hundido por la flota inglesa.

Características
El SMS "Dresden" fue un crucero ligero (Kleiner Kreuzer en alemán) de la Kaiserliche Marine alemana, botado en 1906, de 118 m de eslora y tres chimeneas, armado con 10 cañones de 105 mm, y el primer crucero alemán equipado con turbinas tipo Parsons y cuatro hélices navales tetrapalas, que le permitían alcanzar 28 nudos, cuatro más que su gemelo, el SMS "Emden".

SMS "Emden"
 


 Tuvo una destacada participación en la evacuación de alemanes radicados en el puerto de Veracruz en México a principios de 1914, llevando entre sus oficiales al teniente de navío Wilhelm Canaris.
Después de concluido el traslado, fue relevado por el crucero "Nürnberg" y partió a Alemania. Asumió el mando el capitán de navío Fritz Lüdecke.
 
Estando en plena travesía, recibió la noticia del inicio de hostilidades e instrucciones de navegar hacia la colonia alemana de Tsingtao, China, aún en poder de los alemanes y en donde se reabasteció.
Allí recibió órdenes de proseguir la navegación en pos de la flota del almirante Maximilian von Spee.

Se unió a la flota de von Spee en la isla de Pascua viniendo desde Tsingtao. Desde ahí zarpó con la flota hacia la costa sudamericana, específicamente al Cabo de Hornos.

 
BATALLA DE CORONEL
La batalla de Coronel o Batalla del día de Todos los Santos fue un combate naval de la Primera Guerra Mundial que se libró en aguas territoriales chilenas a la altura de la Bahía de Coronel (Chile), el 1 de noviembre de 1914 entre la flota del almirante alemán Maximilian von Spee  compuesta por los cruceros acorazados "Scharnhorst" y "Gneisenau" y los cruceros ligeros "Leipzig", "Nürnberg" y SMS "Dresden"  y la flota británica compuesta por el "Glasgow", el Crucero "Monmouth", el paquebote convertido en crucero auxiliar "Otranto" y el Crucero "Good Hope", al mando del almirante sir Christopher Cradock, en la que resultaron hundidos el "Good Hope" y el "Monmouth", muriendo el almirante Cradock en la batalla.
 
ESCUADRA ALEMANA
 
Crucero Acorazado SMS Scharnhorst. Buque Insignia
Crucero Ligero SMS Leipzig
Crucero Ligero SMS Nurnberg
Crucero Ligero SMS Dresden




 

Maximilian von Spee
Ambas escuadras se avistaron al atardecer del 1 de noviembre a 50 millas al frente de la bahía de Coronel, viniendo la escuadra alemana desde alta mar hacia el este y la escuadra británica pegada a la costa hacia el norte.

Cradock pensó en un ataque rápido y viró hacía la escuadra alemana con el "Good Hope" y sus cañones de 235 mm; a su vez, Von Spee viró a babor y se colocó paralelo. El "Scharnhorst" disparó hacia el "Good Hope" con un mayor peso y cadencia de tiro que el británico. El "Gneisenau" disparó sobre los navíos menores. A la décima andanada la escuadra británica estaba desbaratada.

Ya anocheciendo, la escuadra alemana, sin mayores daños, dispersó a los restos de la escuadra británica. El "Good Hope" y el "Monmouth" estaban gravemente dañados.
 
Una violenta explosión, al parecer en el pañol de municiones del "Good Hope" sirvió de referencia a los artilleros alemanes, quienes dispararon una salva en altura que cayó sobre el exánime navío y lo hizo estallar.

Almirante Christopher Cradock


 ESCUADRA INGLESA
 
Crucero "Monmouth"
Buque Insignia Crucero "Good Hope"
Crucero "Glasgow"
Paquebote "Otranto"


El "Monmouth" tenía un impacto a proa y se hundía lentamente; ya de noche (cerca de las 21 horas) se acercó el "Nürnberg" con su comandante, capitán del mar Karl von Schönberg, y remató al semi hundido navío a cañonazos. El "Glasgow" y el "Otranto" huyeron hacia el sur, buscando la protección del acorazado "Canopus", que en ese momento se encontraba a la altura de Chiloé. El rescate de náufragos británicos resultó imposible a causa de las grandes olas.

Acorazado HMS "Canopus"

Luego de haberse reunido la escuadra alemana, se alejó del lugar hacia Valparaíso para reaprovisionarse. Este simple hecho daría tiempo a Gran Bretaña para adelantarse a la próxima jugada de Spee.



Murieron 1.654 marinos británicos, además de la pérdida de dos cruceros pesados, quedando el Océano Pacífico a merced de la escuadra alemana. Von Spee supuso que las Islas Malvinas, importante enclave británico en el Atlántico Sur, estaban indefensas y decidió dirigirse hacia allí para tomarlas.



 

BATALLA DE LAS MALVINAS
La madrugada del 3 de diciembre de 1914, la escuadra alemana avanzó confiada hacia las Islas Malvinas. El plan de von Spee consistía en desembarcar una avanzada de infantería en la costa para apoderarse de la estación telegráfica de la isla y luego bombardear el puerto y hundir los navíos allí anclados.

Al acercarse a la isla, los alemanes divisaron el faro de la entrada del puerto junto con una inesperada sorpresa: había navíos de guerra dentro de la bahía, por lo que el "Gneisenau" suspendió en ese momento la operación de desembarco prevista y ordenó al "Nürnberg" con su comandante, capitán del mar Karl von Schönberg, atacar al buque situado más lejos del puerto. Los británicos, que ya habían descubierto la avanzada alemana, dispusieron el "Kent" para el combate, el único navío de cuantos disponían que en ese momento tenía las calderas encendidas y estaba en condiciones de entablar batalla. Pero cuando el "Kent" ya rebasaba la salida del puerto, los navíos alemanes recibieron la insólita orden de von Spee que les ordenaba "rehusar el combate".

El "Gneisenau" y el "Nürnberg" dieron entonces la vuelta y se reunieron con el grueso de la escuadra alemana. En ese momento se perdió una dorada y única oportunidad de obtener una aplastante victoria alemana. Tras divisar los mástiles del "Inflexible" y el "Invincible", los alemanes se retiraron a toda máquina hacia el este. Los marinos británicos, ya recuperados de la sorpresa inicial, tardaron aún dos horas en ponerse en condiciones de marcha.
 
La batalla, o más bien persecución, tuvo entonces dos frentes: los navíos alemanes "Scharnhorst" y "Gneisenau" se enfrentaron al "Invincible", "Inflexible" y al "Carnavon Castle", mientras que el resto fueron perseguidos por el "Kent" y el "Glasgow". La distancia inicial de 20 millas fue rápidamente acortada.

El "Leipzig", de velocidad menor, fue pronto alcanzado y se abrió fuego sobre él. Esto hizo que el "Dresden" pasase a segundo plano y pudiese huir gracias a sus turbinas Parsons, que le otorgaban mayor velocidad. Von Spee ordenó entonces a los cruceros ligeros huir, siendo el "Dresden" el que en ese momento se encontraba más alejado. Por su parte, von Spee y los cruceros acorazados cambiaron el rumbo hacia el sur, siempre perseguidos por los acorazados británicos.

Siete horas después, la persecución todavía continuaba. A 12 km de Port Stanley, el "Scharnhorst" recibió una salva del "Invincible" sobre un costado, sin que eso le hiciese demasiado daño. Sin embargo, a las 15 horas, el "Scharnhorst" recibió nuevamente una nueva andanada que destruyó la cubierta y creó vías de agua, por lo que comenzó a hundirse lentamente. Una hora después, en un último esfuerzo, el "Scharnhorst" intentó acortar distancias, acercándose escorado y semihundido hacia el "Invincible" con la intención de responder al fuego, pero la proa se metió bajo el agua y el barco acabó hundiéndose de proa. El almirante Maximilian von Spee y los 795 hombres de la tripulación quedaron atrapados en el buque y se hundieron con él. 
 

 
Mientras tanto, el "Gneisenau", navegando más adelante y con el teniente Heinrich von Spee (hijo del almirante) a bordo, asistió impotente al fin del buque insignia alemán. El crucero alemán viró y se enfrentó al "Carnavon Castle" y al "Inflexible", a los que luego se les unió el Invincible. El comandante del "Gneisenau", Otto Maerker, ordenó disparar sobre el "Inflexible" con los proyectiles de 210 mm y sobre el "Carnavon" con los de 150 mm. El "Inflexible" fue alcanzado tres veces sin mayores consecuencias. Éste respondió disparando al "Gneisenau", destruyendo su maquinaria propulsora. Entonces el capitán alemán ordenó abrir las válvulas y dejar que el buque se hundiera. A las 17 horas, una hora después del hundimiento del "Scharnhorst", el "Gneisenau" zozobró y se fue a pique. Sólo se pudieron rescatar 180 hombres de los 800 que componían la tripulación. Entre los desaparecidos se encontraba el teniente Heinrich von Spee.

Los británicos no deseaban que el SMS "Dresden" se les escabullera y dieron una batida de caza por toda la región austral sin encontrarlo.


El SMS "Dresden" en Valparaíso
Vista parcial del "Dresden"  fondeado en Valparaíso
 
El SMS "Dresden" navegó por los canales patagónicos en busca de refugio. Una vez agotado el carbón, se mantuvo escondido en estrechos canales patagónicos chilenos no demarcados geográficamente: isla Santa Inés, en el archipiélago del mismo nombre en el estrecho de Magallanes frente a la península de Brunswick e isla Santa Magdalena en el canal Moraleda frente a Puerto Cisnes, por espacio de varios meses y cambió de posición en muchas ocasiones, dentro de la misma zona. El lugar más espectacular fue el fiordo de Quintupeu, en cuya boca apenas cabía el SMS "Dresden". Llancahué, Porcelana y Cahuelmó que son unos parajes del sur de Chile, donde existen vertientes naturales de agua termal agrupados en pozones al aire libre. La tripulación sobrevivió gracias a la caza, pesca y fuentes de aguas naturales, así como a la ayuda de alemanes residentes en Chile, tales como Hary Rothenburg y Albert Pagels, este último fue el encargado de mover el buque por los canales.
 
Fiordo Quintupeu

 
EN LOS CANALES DEL SUR DE CHILE

El Fiordo Quintupeu, tiene una estrecha entrada de no más de un cable de ancho (185,2 metros), con un largo de tres millas y un ancho de media milla, rodeado de acantilados de unos 600 m de altura, cubiertos de profusa vegetación, útil para abastecer las calderas del buque con agua.

El 6 de febrero de 1915 llega hasta aquí el SMS "Dresden". Al pasar los enormes acantilados de la estrecha entrada, ven un velero con bandera alemana que resultó ser uno de los barcos de la flota de Carlos Oelkers de Calbuco que venía capitaneado por Enrique Oelkers, acompañado del eficiente colaborador Albert Pagels, quien les había informado de la emergencia del buque y traía víveres, carbón y mecánicos para llevarse las piezas dañadas a Calbuco y Puerto Montt.

Esa misma noche empezó la estancia del "Dresden" en este fiordo. A la mañana siguiente, muy temprano, se empieza con el desarme de las piezas dañadas. Todo el personal tenía algo que hacer, había que apurarse, pues no podrían quedarse mucho tiempo, ya que ello contravenía la Convención de La Haya. Se sacaron dos pesadísimas tapas de las calderas semifundidas,  así como ejes y partes de los comandos del timón. Todo fue trasladado al velero de la flota de Oelkers que partiría rumbo a Calbuco y Puerto Montt.

 


Al otro día se continuó con la labor de desarme de las últimas piezas dañadas con las que saldrían al día siguiente a las 5 de la mañana  en la lancha a vapor del buque al mando del capitán Wiebliz, Pagels y dos marineros, rumbo a la isla Guar para ser entregadas al mediodía en el solitario estero de Chipué a la Elfeide, la goleta de Pagels comandada por su colaborador Schindling, y llevarlos a reparar a Puerto Montt, estratagema meticulosamente elaborada con anterioridad para no delatar la posición del "Dresden".

En su regreso al buque, mantendrán un rumbo por 10 millas para luego virar a babor, a la cuadra de la isla Queulín y tomar el nuevo rumbo hacia la isla Llancahué. El pequeño motor a vapor de la lancha  manteniendo una velocidad de 7 nudos les auguraba una llegada en unas 7 horas. Al cambiar el rumbo hacia el oeste, favorecida por el viento de popa, la pequeña embarcación aumentó su andar a casi 8 nudos, lo que les permitió llegar al buque con el sol aún alto.
 
Sobre la cubierta encontraron un misterioso cajón. Cuando el capitán Wiebliz fue a informar sobre su misión al Comandante Lüdecke, le preguntó por el misterioso cajón. El comandante le informó que se trataba del molde que se usaría para concretar la caja que contenía el tesoro mexicano, el que intentaba fondear en Quintupeo, ya que no había sido posible depositarlo en un banco en Alemania. “Nuestro destino es demasiado incierto como para continuar con esta responsabilidad”, justificó el comandante. En la mañana, el misterioso cajón había desaparecido, no quedaba ni rastro de su existencia.

Partida de la zona de los fiordos

El 14 de Febrero de 1915 llegó la hora de partir. A las 8.30 A.M. el Comandante Lüdecke da la orden de levar anclas, luego reversa con timón a estribor, después avante y timón a babor. No era prudente pretender dar vuelta en redondo dentro de la media milla de ancho de Quintupeu.

En las embarcaciones los alemanes residentes los escoltaban. Al pasar la estrecha entrada del estero Wieblitz, el navegante dio el rumbo de 284º verdadero y velocidad económica de 16 nudos.  Antes de una hora las embarcaciones que los escoltaban ya habían desaparecido en el horizonte, el superior andar del "Dresden" los había separado cerca de 10 millas. El navegante, corrigió el rumbo al 301º después de pasar la isla Liliguapi para enfilar el paso entre el bajo Admistía y la isla Tabón, luego al 296º para enfilar el canal Chacao.

Luego de pasar el banco Aquiles y con la isla Doña Sebastiana (frente a Carelmapu) a la cuadra por estribor, el capitán cambia el rumbo al 344º verdadero, hacia el norte, sin un destino preciso, esperando encontrarse con el carguero "Gotha" que supuestamente les daría carbón y víveres. Lo esperan ansiosamente, a veces a la deriva con las máquinas paradas para ahorrar combustible.

El 27 de febrero a la altura del puerto de Corral sorprendió y hundió a la barca inglesa "Cornwall Castle"; llevaban algunos víveres pero nada de carbón.

4 de Marzo. Un velero peruano accede a llevar a la tripulación del velero inglés a Valparaíso.

8 de Marzo. Se divisa un buque de tres chimeneas, es el crucero inglés "Kent" que los sigue por unas cuantas millas. Max Schmidt  el telegrafista escucha por la radio: “Encontramos al Dresden”.

9 de Marzo. Llegan a la isla Más a Tierra del archipiélago Juan Fernández con los últimos restos de carbón que les quedaban. A las 8.30 fondean en bahía Cumberland. La tripulación baja a tierra y es recibida amigablemente por los isleños.
 
El gobierno chileno sólo ofreció 72 horas de reparación con sus propios medios o internación. Estando en estos trámites, una fuerza inglesa lo sorprende fondeado.
 

 


FIN DE UNA TRAVESIA




HMS "Orama"
HMS "Glasgow"
HMS "Kent"

 
14 de Marzo. Es avistado por el oeste el buque inglés "Glasgow", luego el "Orama" y el "Kent". A las 8.50 los buques ingleses rompen el fuego y enfilan por la popa del "Dresden". Los alemanes contestan, pero la superioridad del enemigo es abrumadora. En el "Dresden" se declaró un incendio incontrolable, el Comandante Lüdecke ordena desembarcar a la tripulación para luego hacer estallar la santabárbara de proa. A las 11.34 del 14 de marzo de 1915 el "Dresden" se hunde por la proa con la bandera de la Marina Imperial Alemana al tope.



 
Secuencia de fotos desde que recibe el primer impacto hasta su hundimiento
 



Wilhelm Canaris
En tierra se hace un recuento. Hay quince heridos graves, siete leves, dos muertos y cinco desaparecidos. Los heridos embarcados en el "Orama", fueron trasladados al hospital Alemán de Valparaíso. El resto de la tripulación fue embarcada en los cruceros "Esmeralda" y "Zenteno" de la Armada de Chile para ser llevados a Valparaíso y posteriormente a la isla Quiriquina (Talcahuano) donde permanecen prisioneros hasta el final de la guerra.

 Tan sólo tres integrantes se fugaron, entre ellos el teniente de navío Wilhelm Canaris, futuro jefe de la Abwehr en el período nazi. Al término de la internación alrededor de 60 marinos permanecieron en Chile. Augusto Böegel, el maquinista del "Dresden", recibió en 1970 la Cruz al Mérito Bernardo O’Higgins por su labor en la comunidad de Puerto Varas.



Este acontecimiento tuvo en Chile una repercusión debido al hundimiento del "Dresden". En la Revista "Caras y Caretas" de Argentina de fecha 21 de marzo de 1915 se publicaba lo siguiente sobre este tema:

El hundimiento del Dresden ha venido a crear una situación difícil para el gobierno de Chile. Ambos beligerantes han violado la neutralidad. Primero el Dresden, quedándose fondeado varios días en Cumberland, en espera de víveres  y carbón; luego los ingleses, hundiendo al buque enemigo en aguas neutrales de Chile.

¿Qué resultara de este casus belli? ¡imposible de predecirlo!

ALGUNAS PUBLICACIONES DE LA EPOCA

 







 


 
Ver también: ¿Estuvo el crucero Dresden en Quitupeu?

Glosario:

SMS = "Seiner Majestät Schiff", o "Buque de Su Majestad".
HMS = "He/Her Majestic Ship" o "Buque de su Majestad"
      1 milla = 1.852 metros.
      1 yarda =  1.093 metros
      1 cable = 185,2 metros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada